Actualidad

04/07/2018

El origen de las lenguas romances

El origen de las lenguas romances

En cualquier empresa de traducción en Madrid se conoce la importancia del latín y del griego para todos los países mediterráneos. Y es que el francés, el italiano, el español o el portugués proceden todos del mismo lugar. Te contamos por qué.

En la actualidad, una empresa de traducción en Madrid es una gran herramienta que permite conectar a personas que no hablan una misma lengua, aunque en muchas ocasiones sean parecidas.

Esta similitud en los diferentes idiomas que se encuentran por el mar Mediterráneo se debe a que todos estos pertenecen a lo que se conoce como lenguas romances. Estas provienen del latín, ya que, gracias a la expansión del Imperio romano, se produjo un amplio uso de esta lengua que, con el paso de los años, ha producido una diferenciación, pero con una misma raíz. Un ejemplo de la similitud de la que estamos hablando en la actualidad de estas palabras podría ser, por ejemplo: focus en latín sería en castellano "fuego", en portugués fogo, en francés feu, en italiano fuoco y en rumano foc.

En total son más de 20 las lenguas romances conocidas, aunque es cierto que en muchos casos se trata de variedades regionales, las cuales están en claro desuso.

Además, a lo largo de los siglos posteriores a la caída del Imperio romano, el latín se siguió usando tanto en oficios religiosos (fue la lengua oficial de la iglesia hasta bien entrado el siglo XV), en textos literarios e incluso en la terminología específica de los juristas y de las leyes, ya que en la actualidad se usan como ejemplo las romanas.

En Traducciones Marchori sabemos que, a pesar de que las lenguas romances se parecen, tienen muchas diferencias y por ello disponemos de un gran equipo de traductores que te permitirán relacionarte y comunicarte con personas de cualquier país, de cualquier idioma.